De imposiciones ya sabe bastante la Historia

     A mí me gusta elegir a mis amigos, dónde vivo, con quién comparto intereses y con quiénes no quiero estar. Nadie me considera irresponsable (o sí, pero han de respetarlo) por decidir sobre mi vida y mis alianzas.

     Pido lo mismo para todas las personas del planeta. Libertad para elegir como individuos y como pueblo. Porque los pueblos deben poder elegir qué quieren ser, dónde quieren estar y quiénes quieren que sean sus amigos. Igual que las personas de forma individual.

Fuente: elrincondejoey.wordpress.com
Fuente: elrincondejoey.wordpress.com

    Y da igual si el resultado es permanecer unidos o separarse, lo verdaderamente importante es que puedan decidir por sí mismos sin que nadie venga a imponerles nada; ni desde dentro, ni desde fuera.

Mónica Cillán

@mcilland

De imposiciones ya sabe bastante la Historia