8 de marzo. No les gustamos víctimas…

… tampoco luchadoras. 

Mejor calladas. 

Pues no.  No estáis de suerte.

Negar, obviar o menospreciar la discriminación, el acoso, la violencia de género y la desigualdad por razón de género no hace que dejen de existir. No cumplir con la igualdad es incumplir la Constitución, saquen las banderas. 
 
Lo contrario de #Feminismo no es #Machismo, es #AntiFeminismo.
Es decir, contrario a la igualdad.
Y tengo tantas cosas por decir que las resumo en un gesto de compromiso con todas esas mujeres que, apoyando las reivindicaciones, no pueden manifestarse, rebelarse, protestar… Y por todos esos hombres que comprenden, a pesar del ruido, que feminismo es igualdad. Venga va, y por ti que, sin apoyarla, te beneficiarás de lo que se vaya consiguiendo.
.
.
28810627_1855999834475128_1900178857_o
8 de marzo. No les gustamos víctimas…

Feliz 8 de marzo a mi abuela, y a todas las mujeres luchadoras

Hoy me acuerdo de todas esas mujeres que lucharon contra viento y marea para que hoy podamos reivindicar libremente la igualdad. Ellas no tuvieron tanta suerte, y muchas fueron torturadas, encarceladas, mancilladas, excluidas o sometidas por una sociedad machista que las privaba de su único bien, del único importante, su libertad. Pero no se callaron, no se dejaron derrotar por el miedo, por el rechazo social, por la injusticia. Ellas cogieron el testigo de lo que su tiempo les exigía: unas se sentaron en la zona reservada para blancos en el autobús; otras se unieron a sus compañeros varones en la lucha obrera de las fábricas; otras reivindicando, y consiguiendo, el voto femenino en un parlamento republicano repleto de varones; otras lucharon en la clandestinidad durante la dictadura franquista…, y muchas más de las que pensamos que, aparentando someterse, educaban a sus hijos e hijas como iguales;  y así hasta llenar páginas de historia que nos traen hasta nuestros días, donde cada una eligió su forma de lucha e influyó en su entorno inmediato para que el cambio fuera posible. Lento, pero posible.

A todas las mujeres que silenciosamente han construido la historia
Nunca más una mujer fregando como símbolo de femineidad.

Hoy nos toca coger el relevo, rememorar sus logros y continuar el camino hacia la igualdad.  La situación es desigual en diferentes partes del mundo, pero nuestro ámbito requiere de tu compromiso para que influya en el desarrollo, aunque a distintas velocidades, de la situación de todas las mujeres del mundo. Hoy nos toca luchar contra los salarios desiguales, contra el intento de someter nuestra decisión de ser madres a ideologías religiosas cualesquiera sean, contra un mundo empresarial machista que se apoltrona en sus cuotas de poder porque controlando la economía someten las voluntades. Nos toca seguir remangadas reivindicando el cumplimiento de los acuerdos internacionales que nuestro país suscribe sobre igualdad de género y, sobre todo, nos toca honrar la memoria de todas las mujeres de la humanidad que hicieron posible que yo hoy sea libre de escribir estas letras.

Mónica Cillán.

Feliz 8 de marzo a mi abuela, y a todas las mujeres luchadoras