Gregor Samsa, de David Llorente.

42922244_530414367400951_7046509257771974656_n

Gregor Samsa

Un ser deforme y repugnante (vagamente semejante a un ser humano) se encierra en una jaula y decide no salir de allí jamás. Ya no puede aguantar una sola palabra más de compasión o de lástima. Además, necesita silencio y soledad para entregarse a la reconfortante labor de llamarse monstruo a sí mismo y de odiar a muerte a los que no tienen las mismas deformidades que él.

Queda todo por decir. Y yo creyendo que se había dicho todo. Creyendo, ingenuamente, que leyendo sus novelas sabes lo necesario de un autor. Eso es lo que me ronda la cabeza desde el pasado jueves en que asistí al estreno de Gregor Samsa, en Madrid.

 

Todo presagiaba un día de reencuentro con caras conocidas, con amigos y con el teatro. Y lo fue, pero fue mucho más que todo eso. El primer impacto fue la sala, un espacio rectangular rodeado de localidades en tres de sus lados. Con el escenario al mismo nivel, todo negro, sin florituras, sin alardes. Un espacio desnudo, para teatro en estado puro, en pleno corazón de Malasaña. Un actor y una actriz y, como actrices de reparto, unas sillas, que delimitan, agrandan o cercenan la escena al mismo tiempo que tus sentidos. Un foco directo a un bulto en el centro de la escena, sonido de un insecto volando y empieza la acción.

Gregor Samsa, de David Llorente.

 

A partir de ahí, todo es una sucesión rápida de días y acontecimientos, pero con un ritmo lento, detenido en cada uno de ellos como si fuesen lo único importante en su mundo y dejándote a ti con la sensación de eternos, pues a medida que avanza la acción, quieres saber más y lo quieres saber ya y te posicionas de parte de uno y otro personaje constantemente, sin más transición que sus diálogos. Te llevan y te traen a un mundo de sensaciones y emociones contradictorias, donde elegir se empieza a convertir en una misión imposible. Quizá innecesaria. Él, un ser que asusta, irrita, enternece, cabrea, te parece un desagradecido y te produce ternura y rechazo al mismo tiempo y, sin embargo, nunca sabes en qué estado te tiene, porque empatizas con él,  a la vez que tu cerebro le juzga y condena. Ella, Mísa, es blanca, luz, inocencia, cariño, bondad, generosa y bella. Te despierta la compasión y te ayuda a comprender el porqué de sus acciones y ni siquiera te planteas qué huella será la que haya dejado en ella su drama personal. Y, para cuando lo descubres es demasiado tarde, pues ya hará un buen rato que, probablemente, haya terminado la función.

Gregor Samsa, de David Llorente

“La madre que le parió”, ese fue el primer pensamiento que cruzó mi mente al finalizar la obra. Pregunté a Carmen y Samuel, unos amigos que estaban al lado, y los tres nos dimos cuenta de que no sabíamos precisar con palabras la sensación. Desde la parte racional hablábamos de que nos había gustado mucho, que los actores habían estado sublimes, que nos había impactado. Pero por más que hablábamos y hablábamos, por más que sonaban una y otra vez los aplausos mientras los actores salían a saludar, tu cuerpo se seguía preguntado qué coño le estaba pasando. ¿Qué coño era esa sensación? Y finalmente reconocí la misma sensación que tuve la primera vez que leí cada una de las novelas de David Llorente:

“este cabrón es un maestro poniéndote cara a cara con tus propias contradicciones. Llevándote al lugar de tu mente que se mantiene oculto, a tu lado oscuro. Te obliga, a través de lo que te ha hecho sentir, a hacerte las preguntas que casi siempre obvias hacerte. Y le odias un poco, a la vez que le admiras, por colocarte el puto espejo delante otra vez. A través de otro medio de expresión, a través de otro ambiente y de otras circunstancias, pero frente al puñetero espejo otra vez”.

42634015_179989686236187_8519552073862217728_n.1
De izquierda a derecha: Ramón Nausía, Sherezade Atiénzar y David Llorente.

 

Por eso pienso, después de conocer su teatro, que su trayectoria es infinita, que no tiene límites, porque trabaja con su mente para poner en funcionamiento la tuya. Pero no es que te haga pensar solamente, es que te hace sentir y, desde ahí, un fogonazo a tu cabeza, que es lo que la pone en funcionamiento.

Mi consejo es que cuando salgáis de allí, pidáis unas cañas y habléis de temas frívolos para dejar a las sensaciones hacer su trabajo. Porque hoy, cinco días después, estoy en disposición de recomendarte, a ti que lees esto, a asistir a ver la obra sin ningún género de dudas.

Estarán en la Sala Intemperie Teatro todos los jueves de octubre. Puedes conseguir las entradas aquí. ¡No te la pierdas!

Gregor Samsa, de David Llorente.

El alma de #CyACartuja

Todos los años me resisto un poco a enviar las notas de la actividad y anunciar los ganadores de los libros porque, de esa forma, parece que no acaba mi semana con ellos (con vosotros)… Pero siempre llega el fatídico mensaje de José Miguel:

“Anuncia tú los ganadores en #CyACartuja“.

Este año ha sido hoy, ocho días después del plazo que pusimos para el final de la actividad, y vuelvo a sentir esa risapena que da sentir a la vez la satisfacción del trabajo  intenso, los momentos compartidos y la despedida.

Premios

Un año más me despido llena de cosas nuevas y buenas, de risas, de momentos, de estrés porque no llegaba a responder a todos inmediatamente, de satisfacción al ir viendo cómo tomaban forma los bots que hasta hacía unos días ni habíamos imaginado poder hacer… Es una experiencia realmente fascinante.

Yo quiero daros las gracias a todos, uno a uno personalmente, porque participar en la formación de una persona es una sensación absolutamente indescriptible, pero para que tenga sentido vosotros tenéis que querer, y habéis querido. Os habéis dejado enseñar, aconsejar, corregir. Habéis aportado ideas y propuestas más allá de lo que pedíamos, habéis hecho bromas sin dejar de trabajar en serio… ¡Gracias! De verdad, una y mil veces.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Nada Alba Mª Alejandro Beatriz Lucía Roberto Andrés Mayssae Claudia Jaime JoséAlberto Mayte Joaquín Francisco Alejandro Vanesa Vanessa Antonio Leticia Jessica Arturo María Carlos Mónica

Andrés JoséJoaquín JuanPablo María Laura Camila Mari María MaríaAngeles Mario Samuel Inmaculada Francisco Angie Marina Rocío Ismael Omar Marta Pablo Irene Verónika

Yo no salgo de vosotros igual que entré, salgo más feliz, más comprometida con todo en lo que creo, satisfecha con el resultado de todos vuestros trabajos y agradecida a José Miguel por brindarme un año más esta oportunidad.

No era fácil y lo habéis superado todos. Yo me voy con la seguridad de que todo esto dejará un poso del que nacerán vuestras oportunidades si sabéis aprovecharlas. Aprovechadlas, hay pocas veces en que la vida te pone delante una formación así.

Para lo que necesitéis, aquí estoy.

¡Un abrazo enorme!

¡Hasta el año que viene, #CyACartuja!

El alma de #CyACartuja

Bots en la atención al cliente

¡Ha llegado la semana de los bots a #CyACartuja!

Del 24 al 30 de abril trabajaremos con estos personajes que están en nuestras vidas más presentes de lo que podemos pensar. ¡Lo inundan todo!

Tu primer chat bot

 

Su éxito depende de la naturalidad con que interactúen con los usuarios, la capacidad de resolver las preguntas o acciones que necesitan o la empatía que logren simular.

 

Pautas para la actividad por grupos

Visitad la web que os sea asignada antes de comenzar a diseñar el bot para saber qué opciones podéis dar al usuario.

Fijad, antes de nada, qué queréis conseguir del usuario y qué parte de la web os interesa más que visiten.

 

  • GRUPOS 1A1 Y 1B1: 

  • logoPdpN
    • Diseñaréis un bot para una empresa de producto: Pez de Plata Editorial.
    • El bot deberá saber dirigir a los usuarios a las páginas de la editorial donde se encuentra la información que os soliciten.
    • Deberá contener, al menos, tres secciones diferentes de la web o de la compañía: producto, contacto y redes sociales, por ejemplo. Se valorará originalidad y cantidad de información que pongáis a su disposición.
    • La información que os pueden solicitar será cerrada. Es decir, tendrán que elegir entre las opciones que vosotros decidáis.
    • Adaptar el lenguaje a la imagen corporativa de la marca, para lo que os aconsejo visitar su perfil de Twitter.

  • GRUPOS 1A2 Y 1B2:

  • 1
    • Diseñaréis un bot para una empresa de servicios: ImagoSM.
    • El bot deberá saber dirigir a los usuarios a las páginas de la empresa donde se encuentra la información que os soliciten.
    • Deberá contener, al menos, tres secciones diferentes de la web o de la compañía: producto, contacto y causas sociales que apoya, por ejemplo. Se valorará originalidad y cantidad de información que pongáis a su disposición.
    • La información que os pueden solicitar será cerrada. Es decir, tendrán que elegir entre las opciones que vosotros decidáis.
    • Adaptar el lenguaje a la imagen corporativa de la marca, para lo que os aconsejo visitar su perfil de Twitter.

 

Decidid, entre los miembros de cada grupo, qué os gustaría que os solucionara el bot del grupo contrario y visitad al bot para comprobar si conseguís que os la facilite. Para eso, deberéis visitar la web contraria, tienen que ser cosas que estén en la otra web. Tenéis que elegir tres cosas que queréis saber de la empresa contraria.

Anotad cada reto con un titular: “Saber dónde puedo comprar sus productos”, por ejemplo. Para que todos lo tengáis igual y poder utilizarlo luego en la valoración.

Probad el bot del otro grupo y comprobad si cumple vuestras expectativas.

Publicad, cada uno de vosotros (independientemente del grupo) un tuit en #CyACartuja con la valoración del bot contrario en cada uno de los objetivos que os habíais fijado.

Formato del tuit. Ejemplo:

Reto 1: “Saber dónde puedo comprar sus productos”. Valoración: (en número, del 1 al 5, la valoración que le déis). #CyACartuja #BotsYClientes para @mcilland.

Igual formato para los dos restantes.

 

Os aconsejo que el bot de cada grupo esté diseñado el miércoles a las 22 horas, como máximo. Y utilizaremos el jueves y viernes para probarlos y valorar cada bot.

El bot mejor diseñado será el ganador de la clase. ¿Preparados?

Bots en la atención al cliente

8 de marzo. No les gustamos víctimas…

… tampoco luchadoras. 

Mejor calladas. 

Pues no.  No estáis de suerte.

Negar, obviar o menospreciar la discriminación, el acoso, la violencia de género y la desigualdad por razón de género no hace que dejen de existir. No cumplir con la igualdad es incumplir la Constitución, saquen las banderas. 
 
Lo contrario de #Feminismo no es #Machismo, es #AntiFeminismo.
Es decir, contrario a la igualdad.
Y tengo tantas cosas por decir que las resumo en un gesto de compromiso con todas esas mujeres que, apoyando las reivindicaciones, no pueden manifestarse, rebelarse, protestar… Y por todos esos hombres que comprenden, a pesar del ruido, que feminismo es igualdad. Venga va, y por ti que, sin apoyarla, te beneficiarás de lo que se vaya consiguiendo.
.
.
28810627_1855999834475128_1900178857_o
8 de marzo. No les gustamos víctimas…

Cómo hemos evolucionado en marketing digital los últimos cuatro años

Libro 365

En 2014 nos pidieron colaborar en 365 reflexiones para conseguir un negocio de éxito, libro de reflexiones sobre el mundo del marketing online y todo lo que lo rodea junto a más de 300 profesionales. En nuestro caso, nos inclinamos por escribir sobre cómo se iban adaptando empresas que, de entrada, parecían condenadas a entenderlo y ponerlo en práctica, como los medios de comunicación, por ejemplo.

Un fragmento del texto decía así:

Los «medios sociales» tienen como valores innatos aquello de lo que la publicidad y el marketing hacen uso: la instantaneidad, lo versátil y la innovación continua de la comunicación entre los usuarios, lo que abre un mundo de posibilidades empresariales al que el modelo tradicional no puede presentar batalla. En un intento vano de mantener la convención, la comunicación habitual decidió cambiar las herramientas, pero no el concepto. En ese momento, los «medios sociales» dejaron de ser la competencia para convertirse en un problema.

Casi cuatro años después, al ritmo que va la innovación en comunicación digital, comprobamos que el problema ha ido empeorando. Tanto en los medios de comunicación, como en todas las empresas o proyectos que se hayan lanzado al ámbito digital pero no hayan comprendido que lo que ha cambiado no es la herramienta ni el soporte, sino el paradigma; pues acaban siendo esclavos de eso que les hubiera servido como aliado: la instantaneidad, lo versátil y la innovación continua:

  • Instantaneidad: en vez de aprovecharla para agilizar la difusión de una noticia elaborada, contrastada y bien redactada, se han lanzado a una absurda carrera por ser los primeros en ofrecerla, por lo que se va difuminando el rigor periodístico, que debería primar por encima de todo. Esto está llevando a todos los medios que han caído en ello hacia un precipicio inexcusable: la falta de credibilidad. E igual le pasa al resto de empresas o proyectos sin un cambio de mentalidad al utilizar los medios sociales.

 

  • Versatilidad. Las posibilidades que ofrecen los medios digitales hubieran debido ser utilizados para potenciar, respaldar y completar cualquier noticia, idea o producto, y no como reclamo ante la alarmante pérdida de lectores o clientes. Vídeos e imágenes son usadas, en multitud de ocasiones, de forma morbosa o malintencionada, buscando una viralidad alocada que, tantas veces, se confunde con el éxito de estar haciendo las cosas bien. La viralidad es efímera, la calidad y el trabajo bien hecho son perdurables.

 

  • Innovación continua. Los medios de comunicación tradicionales no se han adaptado a la innovación digital, simplemente han trasladado al formato digital aquello que venían haciendo desde el siglo pasado y anteriores. Están desaprovechando la capacidad que se les ofrece de ser vanguardia en la forma en que presentan y acceden a la información. E, igualmente, ocurre con la publicidad de muchos servicios o productos. No sirve con poner en digital el mismo anuncio que elaboras para un panfleto, un cartel del escaparate o un anuncio en prensa. Cada medio tiene su lenguaje, sus connotaciones particulares y su público. ¿Por qué no nos esforzamos en adaptarnos a ello y simplemente reproducimos modelos obsoletos?

 

 

Cómo hemos evolucionado en marketing digital los últimos cuatro años

La duda

Qué sensación más rara esta de sufrir una revolución interior, un cambio drástico y radical y seguir viviendo como si nada, sin que todo tu entorno ni siquiera lo perciba. Quizá lo esté disimulando, quizá sea hora de dejar que aflore.

Me pregunto si las personas que conozco también evolucionan de una forma tan brutal y hacen lo mismo que yo, seguir mostrándose como si nunca hubiera sucedido…

 

Cillán M.

La duda