Los 40. ¿Crisis, qué crisis?

     Leyendo este artículo del Huffington Post, me he preguntado en qué momento de mi vida estoy. No recuerdo haber pasado esta crisis y acabo de entrar en la cuarentena – que dicho así, pareciera infeccioso-, pero a los diez segundos de estar parada en el tema me doy cuenta de que sí. De que, si por crisis entendemos una etapa de transición o cambio, quizá sí esté en ese proceso.

     En los últimos años he cambiado de residencia,  reestructurado la empresa  y sentido la constante necesidad de recopilar mentalmente el aprendizaje vital para ponerlo en práctica; y soy consciente de que cuento con dos actitudes nuevas largo tiempo esperadas: la serenidad y la objetividad. En este punto siempre llegan a mi mente las palabras del mejor jefe que he tenido en mi vida, Antonio Hurtado, que en su día me dijo algo así como que el potencial estaba en mí, pero necesitaba templanza. Este recuerdo me reconforta, parece que la templanza va llegando -no sin esfuerzo- y que sus frutos empiezan a asomar.

Y conservo, de la adolescencia y juventud, la sensación de ser capaz de todo. Bendita crisis de los cuarenta.

Mónica Cillán.

Los 40. ¿Crisis, qué crisis?

2 comentarios en “Los 40. ¿Crisis, qué crisis?

  1. Ciertamente, tendemos a unir la experiencia y la edad; y también relacionamos, del mismo modo indivisible, la crisis y lo negativo. Creo que plantearse que la edad no tiene que ver con la experiencia y que una crisis puede ser positiva es el primer paso para conocerse y crecer.

    De tu crisis deduzco muchas cosas. Sobre todo generosidad, porque sabes que hay personas que pueden aprender de la evolución de los demás. Y sí, eres capaz de todo, y es hermoso ver cómo trabajas sin descanso por lo que sientes y siempre con una sonrisa, 😉

    Un beso.

    Le gusta a 1 persona

  2. Mi mente anárquica a veces tiene que claudicar y comprender. No todo es lo absoluto que yo lo veía con 20, ni lo factible que lo veía a los 30. Ahora creo que todo es relativo y que hay veces que las cosas no salen. Bien, adelante, sigamos planteándole retos a la vida.

    Siempre con una sonrisa no, a veces me enfado. Bien lo sabes. 😉

    Un beso.

    Le gusta a 1 persona

Tu opinión es muy importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s