Mi vida nunca volvió a ser igual después de aquél 15M

DSC00064s
A finales de 2011, compartiendo experiencias con el movimiento Occupy Vienna.

Lo más importante que sucedió en el 15M, y lo que queda después de 4 años, es esa sensación de no estar solo, de sentir la solidaridad de miles de personas desconocidas que comparten contigo el sentimiento de indignación contra la injusticia social y el despertar de una conciencia que nunca jamás podrá volver a  dormirse.

Se han escrito cientos de artículos, entonces y desde entonces, analizando o buscando explicaciones a las causas y efectos de aquél movimiento ciudadano; se han escrito libros, se ha debatido durante horas en radio y televisión; se ha criticado con los argumentos más variopintos, las descalificaciones más asombrosas y los insultos más rebuscados. Se seguirán escribiendo post como este, y como miles más de otros blogueros, en los que intentemos transmitir lo que para cada uno de nosotros significó aquél 15M. Lamento decirles que es imposible describir algo invisible, intangible. Para todos los que vivimos aquello lo que nos queda es el hecho de haber crecido como personas, y eso es tan íntimo e intransferible que se hace muy difícil transmitir completamente cómo, algo así, puede llegar a afectar a tu vida, pero lo intentaré.

En mi caso fue un punto de inflexión personal. Viví en primera persona lo que significan valores como la solidaridad, la generosidad, la entrega, el compromiso y la justicia fuera del entorno personal, con gente que me era desconocida hasta ese momento, pero con la que se crearon lazos indestructibles. Dejaron de ser conceptos para transformarse en vivencias y  después de haber experimentado aquello se me hizo imposible volver a comportamientos, razonamientos o conclusiones anteriores. Sencillamente no estaban allí. Todo había cambiado: la ilusión por sentirte útil con la sociedad; el amor sin condiciones hacia quienes luchaban por lo de todos, no por lo suyo ni sus intereses, sino por lo de cualquier ciudadano, les afectara o no directamente; la gratitud hacia quienes empleaban todo su tiempo en ayudar a quienes lo necesitan, en explicarle a quien no entendía, en compartir con quienes tampoco dormían ni descansaban porque lo que teníamos entre manos era mucho más importante. Me conmovió cómo cientos de personas se acercaban, aún sin participar de la acampada, a ofrecer su ayuda desinteresadamente: abogados, notarios, médicos, funcionarios, profesores, diseñadores, dibujantes, cocineros, camareros, estudiantes, protectoras de animales, periodistas, bomberos, madres, abuelos…, cada uno de ellos dispuesto a aportar lo que mejor sabía hacer por el bien común, para que todo aquello funcionara. Aprendí junto a ellos a perder un miedo que no sabía que tenía.

Desde aquél 15M, para mí ha cambiado el significado de conceptos como compromiso, trabajo en equipo, solidaridad, compañerismo. Y aquí es donde entra la palabra importante que me cambió la vida: libertad. La libertad de tomar las riendas de mi vida asumiendo todas las responsabilidades que ello implica y utilizarla para contribuir en ayudar a crear algo que es más grande que cada uno de nosotros: el pueblo, ese concepto usado muchas veces de modo despectivo, pero que es el mayor bien que tenemos. Y eso es algo que, una vez experimentado, te cambia para siempre.

Gracias a todos los que lo hicieron, y lo siguen haciendo, posible aunque sea otra forma, desde otros ámbitos, cada uno según sus circunstancias. Pero si de algo estoy segura hoy, después de leer lo que algunos de mis compañeros han publicado, es que ese hilo invisible que nos unió sigue existiendo y es indestructible.

Gracias a todos los que seguís manteniendo la conciencia bien despierta.

Mónica.

Actualización: Para los que duden qué sigue existiendo del 15M, les dejo este esquema de Autoconsulta.org

Mi vida nunca volvió a ser igual después de aquél 15M

3 comentarios en “Mi vida nunca volvió a ser igual después de aquél 15M

Tu opinión es muy importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s