Sostenuto

-No es el momento-

dijo mientras miraba sus labios. Y supo,

en ese instante, que se había condenado.

20120221173511_SX5Lx

Es ese otro,

el beso que apeteces y te prende las arterias,

ese beso distraído suspendido entre dos labios.

Es el beso que sospechas y perfilas palmo a palmo,

ese beso inexistente que es latido,

es el beso que se vuela hacia otros labios

                                              entre el tiempo del deseo, a ser besado.

__

“De cómo baten las pestañas”

Cillán M.

Sostenuto

Tu opinión es muy importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s