Punteando

Vuelan ligeras en bucle por la verticalidad de la veta rubicunda hasta descabalgar implacables en el núcleo vital que las zarandea, emergiendo nuevamente en aspersión feroz hasta la punta de los dedos, donde levitan…

Van enroscando arterias a las aristas de las pestañas para, en imposible contorsión, formar charcos al gotear de estas mismas, las descartadas.

Las valiosas, las sólidas, las impostoras del sentimiento se anclan a las falanges agarrotando el aire que quiere volarlas.

Esas palabras, las primordiales, las puras, las soberanas, se atrincheran en el meñique fortín, negándose aún a desvestir universos.

“De cómo baten las pestañas”

Cillán M.

Punteando. Mónica Cillán.

Punteando

Tu opinión es muy importante

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s